viernes, 21 de septiembre de 2012

Salgan del armario



De nuevo aquí, de nuevo ante la competición continental que ha dado vida al Atleti de Gil Marín y Cerezo. Ese equipo al que la deuda con Hacienda ahoga y que vive "por encima de sus posibilidades", como dicen los apropiacionistas indebidos, aquellos que hacen gala de "el fútbol es deficitario", sí, los mismos que han generado esa deuda y han llenado sus bolsillos a costa de la rojiblanca. En fin. Que hemos iniciado el campeonato de la Europa League tal y como lo dejamos, ganando. 

El partido de ayer era, probablemente el partido más importante de la temporada. Sencillo. Era la prueba de fuego para saber si este año hay plantilla o no. (Nadie se acuerda ya de Diego Ribas). Simeone, entrenador grande, estaba ante el reto de demostrarle a su plantilla que son mejores de lo que la gente cree. Y sí, los "armaristas" respondieron. Asenjo demostró que hay portero suplente, Cata que su veteranía es un grado, Cisma que va a a ser un excepcional suplente de Filipe Luis. Emre que está más fino que nunca, el Cebolla Rodríguez demostrando que es importante y Raúl García y Diego Costa manifestando que son suplentes ocasionales, cualquiera de los dos sería titular en un buen ramillete de equipos de primera  (no tardarán en decir que Diego Costa era del Real Madrid desde pequeñito, al tiempo... Estos representados de Mendes...), en definitiva, parece que hay plantilla.

Pero no queda ahí el asunto, lo más importante de todo es que los hombres de Simeone, sin llegar aún al año de trabajo juntos, han asimilado los conceptos del míster: Coraje, compromiso y brega. Se podrá ganar o perder, pero nadie va a dudar este año que los once que salgan se van a dejar el sudor y la sangre en el campo.

Sí, parece que hay plantilla, el susto del Rayo ha servido para que los futbolistas no bajen la guardia, erradicar los problemas de concentración del pasado curso será fundamental para que el Atleti consiga los objetivos marcados este año.

¿Los objetivos?

Mantener esta plantilla hasta final de temporada e ir partido a partido, eso será garantía de éxito. El problema es que los del palco deben cuadrar aún las cuentas que ellos llevan descuadrando hace ya más de veinte años con sus desastrosa gestión.

Y el armario, claro.

Ahora que todos hablan del fondo de armario, ahora que todo parece que va viento en popa ( lo deportivo, pues lo económico...), ahora es un buen momento para que los periodistas deportivos también salgan definitivamente del armario respecto a la gestión de Gil Marín y Cerezo. Que el tercer equipo de España no tenga patrocinador en su camiseta es un escándalo sin parangón, algo inexplicable, siendo una fuente de ingresos más que necesaria.

En fin, asoma el equipo de Djukic, otro partido fundamental para que el Atleti demuestre lo apuntado hasta ahora, que no es poco. No es poco.